Nuestra salud y rendimiento no sólo se deben a nuestros entrenamientos. Muchísimas personas son incapaces de conseguir los resultados deseados, por más que dediquen horas al cuidado y entrenamiento de su cuerpo. Y es que, a veces, es necesario revisar nuestra alimentación cuando las cosas no salen como queremos.
Aquí te proponemos unos ejemplo para obtener unos resultados más amplios que sólo con el esfuerzo del entrenamiento.

Olvidarte de la depresión

  1. Pescado: los ácidos grasos omega 3 pueden ayudar a reducir los síntomas de depresión y mantener el buen humor.

  2. cacahuetesCacahuetes: son una fuente de carbohidratos complejos que ayudan a evitar los desequilibrios de glucosa en algunos tipos de depresión asociadas a obesidad. También contiene zinc, oligoelemento relacionado con la depresión cuando está en bajas dosis. Al tener un alto contenido en fibra saciante no tiene por que producir sobrepeso si se toman con su envoltura rojiza y sin aditivos.

  3. Chocolate: el chocolate amargo contiene anandamina y feniletilamina, unas sustancias curiosas porque actúan como neurotransmisores y se asocian a sentimientos de placer, relajación y bienestar, de ahí que se dice que el chocolate es sustitutivo del sexo. Además el chocolate es una fuente de flavonoides antioxidantes, que protegen las células del daño por radicales libres.

Aumentar inteligencia y memoria

  1. Marisco: un estudio reciente demuestra que unos niños cuyas madres comieron una media de 340 gramos de marisco rico en omega 3 por semana durante el embarazo tienen un cociente de inteligencia verbal superior a aquellas que no comieron marisco durante el embarazo.

  2. setasSetas: los alimentos están perdiendo su contenido en selenio porque se está agotando el contenido de este mineral en las tierras sobreexplotadas. El selenio ayuda a retrasar el envejecimiento cerebral y puede prevenir enfermedades como el Alzheimer. Las setas son ricas en selenio, y existe una gran variedad de fácil adquisición. También son ricos en selenio el pan de cebada, arenques, atún, sardinas, hígado, pipas de girasol y anacardos.

  3. Sardinas: es uno de los alimentos más ricos en vitamina B 12, implicada en el enlentecimiento del deterioro mental, ya que a  mayor nivel de vitamina B 12 en sangre, menor es el nivel de homocisteína, un marcador que está asociado a deterioro mental y demencia. Otros alimentos ricos en esta vitamina son el hígado, el jamón serrano, el conejo, el pollo, los huevos y los quesos curados.

  4. Bebidas con cafeína: un estudio realizado en la universidad de Birmingham ha encontrado que después de tomar un par de tazas de café, aumenta la actividad cerebral de las ondas gamma en las células nerviosas cerebrales, lo que contribuye a evitar la pérdida de memoria en la vejez.

Dormir mejor

  1. Levadura de cerveza: es una fuente de vitamina B, especialmente B 1, B 2, B 3 y B 9. La falta de estas vitaminas puede producir irritabilidad nerviosa, depresión y ansiedad, por lo que una cucharada de levadura de cerveza al día te ayudara a dormir mejor cada noche.

  2. castañasCastañas: son un fruto seco muy interesante. Por un lado contiene menos grasa y más carbohidratos que otros frutos secos, y curiosamente te ayuda a dormir mejor por su contenido en melatonina, una hormona antioxidante que regula los ciclos de sueño y que puede ayudarte a superar el jet-lag. Si a esto le sumas su contenido en ácidos grasos omega 3, las castañas son un alimento muy completo.

  3. Aguacate: se considera la mantequilla vegetal por su contenido en ácidos grasos vegetales. Entre ellos destacan el acido linoleico u omega 6, que junto a la vitamina B 6 te ayuda a evitar la depresión y la ansiedad y mejora la calidad del sueño.

  4. plátanosPlátanos: el plátano parece el alimento perfecto para los seres humanos, alivia el estress, tiene un efecto saciante, y es especialmente rico en potasio, un mineral que ayuda a transportar nutriente a las células y controla la hidratación en el cuerpo. La falta de potasio provoca debilidad, agotamiento, nerviosísimo e insomnio.

Mejorar tu vida sexual

  1. ostrasOstras: son ricas en zinc y proteínas, que mejoran la calidad del esperma y aumentan la libido.

  2. Germen de trigo: se encuentra en copos en las tiendas de herbo-dietetica. Es una gran fuente de zinc y vitaminas del grupo E, relacionadas con la actividad sexual.

  3. Jamón serrano ibérico: además de ser una fuente de proteínas, es rico en ácidos grasos poliinsaturados, como el aceite de oliva, gracias a la alimentación privilegiada con bellotas de los cerdos ibéricos. Aporta vitaminas del grupo B, especialmente B 1, y es una forma muy saludable de desayunar.

  4. Pipas de calabaza: son ricas en zinc, para prevenir problemas de próstata, y ayudan a evitar los picoteos porque son ricas en fibra y sacian. Te ayudan a mantenerte joven, sin grasa y en forma.

Tener menos gripes

  1. PerejilPerejil: es una de las mejores fuentes de vitamina C, con 200 miligramos por cada 100 gramos. Un pellizco de perejil fresco en tus comidas te aporta el 22% de las necesidades de esta vitamina al día.

  2. Soja germinada: la soja fresca contiene hasta 4000 miligramos de vitamina C por cada 200 gramos, una cantidad muy elevada, que sumada a su alto contenido en aminoácidos hacen de la soja un alimento completo, que te ayuda a fabricar anticuerpo responsables de la respuesta inmune. También aporta ácidos grasos omega 3 y calcio vegetal.

  3. Brécol: aporta altas cantidades de vitamina C. un plato de brécol ligeramente hervido llega a tener el 293% de las necesidades de esta vitamina, también es rico en compuesto azufrados que ayudan a mantener el sistema inmune.

  4. ZanahoriasZanahorias: los carotenos de la zanahoria te ayudan a proteger las mucosas y evitar las infecciones respiratorias que suelen aparecer cuando te pasas entrenando o corres bajo el frio.