Nuestra salud y rendimiento no sólo se deben a nuestros entrenamientos. Muchísimas personas son incapaces de conseguir los resultados deseados, por más que dediquen horas al cuidado y entrenamiento de su cuerpo. Y es que, a veces, es necesario revisar nuestra alimentación cuando las cosas no salen como queremos.
Aquí te proponemos unos ejemplo para obtener unos resultados más amplios que sólo con el esfuerzo del entrenamiento.

Aumento de masa muscular

  1. caféCafé: dos tazas al día no sólo pueden aumentar tu eficacia entrenando con mancuernas (además de tu tensión), sino que también puede reducir el dolor muscular después, en un 48% de los casos. Puedes aumentar la cantidad de café, sin pasar de las 4 tazas al día, según tu tolerancia personal a la cafeína.

  2. Atún: además de las proteínas del atún, es una fuente de ácidos grasos omega-3 y es un alimento antiinflamatorio para tus células musculares. Aporta selenio, antioxidantes y vitaminas B3 y B12.

  3.  Carne de cerdo: la carne de cerdo magra tiene un gran contenido en proteínas de alto valor biológico y vitamina B. Además es una fuente de creatina natural, lo cual está indicado no sólo para atletas y su fuerza muscular, sino para aquellas personas que padecen distrofia muscular y pérdida de masa muscular.  Es una posible alternativa al monohidrato de creatina, tan popular.

  4. alga noriAlga nori: también conocida como varec, se usa para envolver el sushi. Es rica en yodo y ayuda a regular la tiroides, aporta selenio, antioxidantes, evita la retención de líquido y puede ayudarte a “marcar músculo” al mejorar la definición y eliminar parte de la grasa con un programa de entrenamiento específico.

Aumento de resistencia

  1. quinoaQuinoa: es el alimento de los Incas; aunque no sea un cereal, se cocina como si fuera arroz. Además de carbohidratos y proteínas, contiene lisina y metionina, aminoácidos importantes para el desarrollo neuronal y el metabolismo de la insulina, respectivamente. Incluso es apta para celíacos, pues no contiene gluten.

  2. Lentejas: aportan resistencia neutralizando los ácidos que producen los músculos durante el entrenamiento. También aportan carbohidratos, proteínas, ácido fólico, zinc y potasio, además de hierro vegetal.

  3. Almendras: aportan grasas sanas del tipo insaturado, proteínas vegetales, vitaminas del grupo B y vitaminas E. Son fuente de fibra, zinc, potasio y magnesio, y su efecto saciante las convierte en ideales si te asusta coger kilos.

  4. alfalfaAlfalfa: alimento muy completo, aunque difícil de encontrar, es más habitual tomarlo como suplemento; es un alimento estimulante, muy rico en clorofila que desintoxica y ayuda a asimilar los entrenamientos, eliminando las toxinas acumuladas.

Ganar energía

  1. Mejillones: los bivalvos en general son bajos en grasas, ricos en proteínas, en hierro y zinc.

  2. Patata cocida: aportan carbohidratos de asimilación lenta, proteínas vegetales, vitaminas B y C, fibra saciante, magnesio, fósforo, zinc y potasio. Prueba las patatas con requesón y perejil, son de las recetas más sanas y energéticas para los deportistas.

  3. regalizRegaliz: fuente de azúcares y potasio que estimula la glándulas suprarrenales. Intenta tomar infusión de raíz natural, pero no sobrepases cierta cantidad, pues puede producir problemas de regulación hídrica por el potasio.

  4. Chocolate amargo: dos onzas de chocolate al día, con un 85% de cacao, reduce el dolor y aumenta la energía en personas con el síndrome de Fatiga Crónica, sin producir aumento de peso. Aumenta la acción de la serotonina, encargada de regular el sueño.

Ganar flexibilidad y proteger articulaciones

  1. Salmón: los pescados ricos en Omega 3 aportan menos síntomas antiinflamatorios y dolores en enfermedades de las articulaciones.

  2. curryCurry: el extracto de cúrcuma es capaz de reducir la degeneración del cartílago y mantener la densidad ósea. Un poco de curry en la dieta puede aliviar el dolor y reducir la inflamación de las articulaciones previamente ejercitadas.

  3. Cebolla: no sólo mejoran la circulación y estimulan el sistema inmunitario y la formación de glóbulos rojos, sino que son ricas en sustancias antiinflamatorias (como la quercetina), y aportan zinc y selenio.

  4. piñaPiña: contiene una enzima proteolítica que se llama bromelina que bloquea las protaglandinas inflamatorias y aumenta las postaglandinas antiinflamatorias. También puedes usar un gran trozo de piña para evitar la hinchazón y reducir el dolor de un golpe fuerte.

Tener un estómago plano

  1. Yogur: es un alimento vivo, pues contiene bacterias prebióticas que repueblan tu flora intestinal, te ayudan a digerir mejor los alimentos y evitan la hinchazón abdominal.

  2. : fuente de polifenoles, antioxidantes que suprimen el crecimiento de bacterias patógenas en el sistema digestivo.

  3. alcachofasAlcachofas: son una gran fuente de fibra que te ayuda a regular el intestino, evitar el estreñimiento y con un gran efecto saciante. Además, contienen unas sustancias amargas que aumentan la secreción de bilis y mejoran la digestión de las grasas. También contiene inulina, un polisacárido que promueve el crecimiento de las bifidobacterias y actúa como prebiótico mejorando la flora intestinal, por lo que evita la hinchazón abdominal.

Agua: beber entre 2 y 3 litros de agua al día, repartido a lo largo del mismo, es la mejor forma de evitar el aumento del abdomen, manteniendo los efectos ganados a través de los entrenamientos.